Dayz: I.- Primeras Horas

Había llegado cerca de un pequeña granja, la podía observar con mis binoculares, tres o cuatro graneros abiertos en los cuales podría encontrar alimento y, tal vez con un poco de suerte, un arma. El único problema era que estaba repleto de zombies en los exteriores, podría enfrentarme a uno solo y matarlo con mi barra de acero que había encontrado en un poblado atrás, pero enfrentarme a tantos seria suicidio así que decidí llegar con el mayor sigilo posible.

Arrastrándome llegué al lago situado en la base del granero más grande, momento perfecto para rellenar mi cantimplora y tomar un poco de agua. Corrí con suerte al seguir avanzando pues  los zombies seguían deambulando sin seguir viéndome. Al entrar al granero en la planta baja no encontré más que latas de comidas vacías, nada útil, pero lo mejor vino al llegar al segundo piso, pues encontré un rifle bastante rustico y unas cuántas municiones, lo cual fue bastante útil pues inmediatamente escuche los balbuceos de un zombie, que entró al granero arrastrándose, y empezaba a subir por la misma escalera que lo había hecho yo hace unos minutos.

Para mi suerte el sonido que realizó mi rifle no atrajo más zombies, ahora podré seguir mi camino un poco más confiado ya con un arma a mi lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s